Quiénes somos
PALABRAS DEL PRESIDENTE
CONOCENOS
HISTORIA
COMITE DIRECTIVO
VISION / MISION / VALORES
CODIGO DE ETICA
Código de Ética

La ICF es líder en el desarrollo de una definición y filosofía del coaching. Los miembros de ICF suscriben y prometen respetar y defender una filosofía de coaching y un código ético con reconocimiento internacional.


Apartado I: Filosofía de coaching de ICF

La International Coach Federation se adhiere a una forma de coaching que honra al cliente como experto en su vida y su trabajo y cree que todo cliente es creativo, cuenta con recursos y es completo. Sobre esta base, el coach tiene la responsabilidad de:
  • Descubrir y aclarar lo que el cliente desea lograr y aliarse con él
  • Animar al cliente para que inicie un proceso de autodescubrimiento
  • Provocar la búsqueda de soluciones generadas por el cliente
  • Responsabilizar al cliente

Apartado II: Definición de coaching de IC

El coaching profesional es una relación profesional continua que ayuda a las personas a producir resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones. Mediante el proceso de coaching, los clientes profundizan en su aprendizaje, mejoran su rendimiento y alcanzan una mayor calidad de vida. En cada reunión, el cliente elige el tema de conversación, mientras que el coach escucha y contribuye con observaciones y preguntas. Esta interacción genera claridad e impulsa al cliente hacia la acción. El coaching acelera el progreso del cliente proporcionándole el enfoque y la conciencia que necesita para elegir. El coaching se concentra en la situación actual de los clientes y en lo que quieren hacer para alcanzar sus metas. Los coaches socios de ICF y los coaches con acreditación de ICF reconocen que los resultados dependen de las intenciones, las elecciones y las acciones del cliente, con la ayuda de los esfuerzos del coach y la aplicación del proceso de coaching.


Apartado III: Normas de conducta ética de ICF

Conducta profesional en general como Coach
1) Me comportaré de manera que honre el coaching como profesión y me abstendré de toda conducta o acto que pueda perjudicar la comprensión o el reconocimiento público del coaching como profesión.
2) No haré intencionadamente declaraciones públicas que sean falsas o engañosas ni afirmaciones falsas en ningún documento escrito con relación a la profesión del coaching.
3) Respetaré la diversidad de enfoques del coaching. Honraré y no deformaré los esfuerzos y las contribuciones de otros.
4) Seré consciente de todo problema que pueda conducir a un uso indebido de mi influencia reconociendo la naturaleza del coaching y la forma en que puede afectar a las vidas de los demás.
5) Me esforzaré en todo momento para reconocer los problemas personales que puedan afectar, entrar en conflicto o interferir en mi rendimiento como coach o mis relaciones profesionales. Siempre que los hechos y las circunstancias lo requieran, buscaré sin demora ayuda profesional y determinaré la acción más adecuada, aunque ello conlleve suspender o finalizar mis relaciones de coaching.
6) Como instructor o supervisor de coaches actuales y futuros, me comportaré en todo momento conforme al Código ético de ICF en todas las situaciones de formación y supervisión.
7) Realizaré y documentaré mis investigaciones con competencia y honradez y con respeto a las normas científicas reconocidas. Mis investigaciones se realizarán con la aprobación y los consentimientos necesarios de los implicados, y con un enfoque que protegerá razonablemente a los participantes contra cualquier posible perjuicio. Todos los esfuerzos de investigación se realizarán conforme a la legislación del país en el que se lleven a cabo.
8) Crearé, mantendré, almacenaré y eliminaré con precisión todo registro del trabajo realizado con relación a la práctica del coaching de forma que promueva la confidencialidad y cumpla con la legislación vigente.
9) Utilizaré la información de contacto de los socios de ICF (correo electrónico, teléfono, etc.) sólo en la forma y la medida previstas por ICF.

Conducta profesional con los clientes
10) Seré responsable de definir límites claros, apropiados y culturalmente sensibles que rijan cualquier contacto físico que pueda tener con mis clientes.
11) No iniciaré ninguna relación sexual con ninguno de mis clientes.
12) Estableceré acuerdos claros con mis clientes y los respetaré en todo momento en el contexto de las relaciones profesionales de coaching.
13) Me aseguraré de que, antes de la sesión inicial, mi cliente comprenda la naturaleza del coaching, los límites de la confidencialidad, los acuerdos financieros y el resto de los términos del acuerdo de coaching.
14) Identificaré con precisión mi titulación, mi experiencia y mi pericia como coach.
15) No induciré a error intencionadamente ni haré afirmaciones falsas sobre lo que recibirá mi cliente durante el proceso de coaching o de mí como coach.
16) No daré intencionadamente a mis clientes, actuales o potenciales, ninguna información o consejo que no sea cierto.
17) No explotaré intencionadamente ningún aspecto de la relación coach-cliente para mi beneficio personal, profesional o económico.
18) Respetaré el derecho de los clientes a cancelar el coaching en cualquier punto del proceso. Estaré atento a las señales de que mi cliente deja de beneficiarse de nuestra relación de coaching.
19) Si creo que el cliente recibirá una atención mejor de otro coach u otro recurso, le animaré a hacer el cambio.
20) Sugeriré a mis clientes que busquen los servicios de otros profesionales cuando lo estime adecuado o necesario.
21) Daré todos los pasos razonables para informar a las autoridades correspondientes en caso de que un cliente revele su intención de poner en peligro a los demás o a sí mismo.

Confidencialidad/Privacidad.
22) Respetaré la confidencialidad de la información de mis clientes, a menos que el cliente me indique lo contrario o me lo exija la ley.
23) Obtendré el permiso de mis clientes antes de revelar sus nombres como clientes o referencias o cualquier otra información que pueda identificarlos.
24) Obtendré el permiso de la persona objeto del coaching antes de revelar información a otra persona que me compense por ello.

Conflictos de interés
25) Me esforzaré por evitar conflictos entre mis intereses y los de mis clientes.
26) Siempre que surja un conflicto de intereses, real o potencial, hablaré abierta y plenamente con mi cliente sobre la mejor forma de tratarlo para servir a sus intereses.
27) Revelaré a mi cliente cualquier compensación que pueda recibir de terceros por derivarle a ellos.
28) Sólo intercambiaré servicios, bienes u otras compensaciones no monetarias cuando ello no afecte a la relación de coaching.


Apartado IV: El compromiso ético de ICF

Como coach profesional, reconozco y honro mis obligaciones éticas con mis clientes y colegas y con el público en general. Prometo cumplir el Código ético de ICF, tratar a las personas con dignidad como seres humanos independientes e iguales y aplicar estas normas con quienes utilicen mis servicios. Si infrinjo esta promesa o cualquier parte del código ético, reconozco la autoridad de ICF, a su criterio, de declararme responsable. Asimismo, acepto que mi responsabilidad ante ICF por cualquier infracción puede incluir la pérdida de mi estatus de socio de ICF y/o de la acreditación de ICF.