Por sobre todo, un propósito común: trabajar contigo y para ti.

Experiencia de una Junta Directiva que nació y culminó funciones en pandemia.

Iniciamos funciones en momentos muy complejos y difíciles para la humanidad, un año en el que nos tocó a todos ver a mucha gente enfermarse e incluso algunos pasamos por el dolor de la partida de seres queridos a quienes no pudimos despedir.  Es en ese contexto que el 07 de abril de 2020, dos semanas después de iniciado el confinamiento en nuestro país, iniciamos la gestión como Junta Directiva de ICF Capítulo Perú. Desde ese día nos conectamos con nuestro propósito y nos comprometimos con él, a través de una frase que nos acompaña desde entonces: “TRABAJANDO CONTIGO Y PARA TI”.  

ICF, International Coaching Federation, es la organización mundial más prestigiosa y que reúne más de 50,000 coaches en más de 155 países. ICF lidera y promueve el arte, la ciencia y la práctica del coaching profesional de una manera colaborativa y solidaria, generando valor para los miembros y la sociedad en general. En el Perú, ICF tiene 13 años de experiencia y 180 miembros inscritos. Su Junta Directiva está conformada por nueve miembros voluntarios, elegidos por votación en asamblea general.

En este escenario difícil e incierto, los principales desafíos a los que nos enfrentamos como Junta Directiva, fueron: adaptarnos a una nueva situación y hacernos amigos de la tecnología, ya que las actividades que habíamos considerado en nuestro plan hubo que realizarlas de manera virtual y vencer paradigmas en una comunidad acostumbrada a la presencialidad. Tuvimos que asumir nuevos retos, ente ellos ser más atractivos y dar valor a los coaches miembros en esos momentos que para ellos también eran complejos. Apoyar sirviendo a nuestra comunidad en el confinamiento, siempre siguiendo los objetivos que nos planteamos en nuestro plan estratégico, escuchándolos y siendo cercanos a ellos aun a la distancia.

La principal labor que asumimos como Junta Directiva del Capitulo Perú, ha sido difundir y promover el coaching profesional y de alto estándar de la ICF a la comunidad en general, basado en un código de ética y un modelo de competencias único a nivel global.  

Asimismo, nos comprometimos con los miembros del capítulo para acompañarlos y ayudarlos a ser mejores coaches, conectándolos con oportunidades de desarrollo, de interacción y aportando a su crecimiento continuo y a su credencialización que es el estándar de oro de ICF.  Y lo más importante, nos comprometimos a escucharlos en todo momento.

En este sentido, desde el inicio, tuvimos las metas claras como equipo, sabíamos hacia dónde nos dirigíamos: nos acogimos a 3 ejes mandatorios por ICF: crecimiento, retención y retorno de miembros. Tuvimos reuniones frecuentes, en las que nos escuchamos, presentamos propuestas, las discutimos y establecimos acuerdos para llevarlas a cabo. Cada miembro de la Junta Directiva, ha tenido a cargo una Dirección y las responsabilidades correspondientes, dando los resultados esperados, mediante un liderazgo basado en la confianza, el empowerment y el reconocimiento.

También tuvimos desafíos y la comunicación cobró un papel importante. Una comunicación clara, directa, libre de juicios y atenta a las necesidades de la membresía.

“Durante estos aproximadamente 2 años de gestión y de grandes aprendizajes, he podido ser testigo de un equipo comprometido, apasionado por lo que hace, generoso, apoyando cuando se necesita, trayendo ideas extraordinarias y concretizándolas. Un equipo unido, auténtico, honesto, alegre, entusiasta y muy respetuoso de las diferencias. Tan es así, que después de 2 años, permanecemos juntos los 9 miembros que iniciamos esta junta directiva”, menciona Inés Torrico, Presidenta de ICF, Capítulo Perú.

Nos ayudó mucho iniciar la gestión como un equipo cohesionado, para lograrlo -antes de asumir funciones- tuvimos una sesión de coaching de equipo que felizmente ocurrió pre-pandemia. 

Hemos sido la Junta Directiva de la pandemia y la virtualidad. Nos preparamos una vez elegidos, en diciembre 2019, en una sesión de coaching de equipo. Ello ayudó a unirnos en este fuerte esfuerzo que significa nuestro lema “trabajando contigo y para ti”. No ha sido fácil el camino, pero si muy fuerte la voluntad de honrar nuestra palabra de profesionalizar el coaching, hacer visible a ICF Perú y acompañar en estos momentos difíciles a nuestros coaches de la ICF Perú y a la comunidad del Perú. Grato ha sido saber que el trabajo ha sido bien recibido por los coaches miembros y por la comunidad”César Alosilla-Velazco, Tesorero ICF Capítulo Perú.

Una de las primeras decisiones acertadas de la Junta Directiva, fue convocar e involucrar a otros miembros del capítulo a formar parte de las diferentes direcciones, a manera de coordinadores, para co-crear y compartir las diferentes actividades. 

Convoqué a un equipo con destrezas en el rubro y pasión por subir a la montaña y alcanzar la cima. Desde estas letras los honro, pues el camino y aprendizaje mutuos ha sido de gran valor. Puse las bases fuertes del arte de comunicar entre coaches, con un liderazgo compartido, asertivo, afectivo, co-creador. Sentí que nuestro nivel de creatividad y acción llegó a niveles muy altos. La pasión y amor fluyó entre nosotros, nos dimos la posibilidad de remar juntos y unidos. Entre coaches aprendimos a liberarnos de las poses y fluir desde la naturalidad. La comunicación fluyó ante las necesidades de los coaches miembros y pudimos tener un Canal de TV On Line (más de 50 entrevistas), dando visibilidad a todos los que pudimos”Arturo Reyes, Director de Comunicaciones ICF Capítulo Perú.

Y llevar a cabo estas actividades con la confianza en que todo lo que se hace con amor y pasión logra los resultados esperados

En estos 2 años disfruté organizando los muchísimos eventos de capacitación de ICF Perú porque aprendí a hacerlo con la liviandad que los tiempos exigían.  Lo importante era cumplir con el objetivo de lograr que los asistentes encuentren valor en las capacitaciones por el contenido y por el acompañamiento empático tan necesario en momentos de incertidumbre y tristes por pérdidas de familiares, amigos, trabajo, salud, así como por el aburrimiento por el encierro. Mi agradecimiento y admiración a los expositores por la humildad que vi en ellos para adaptarse a los horarios y preguntarme cómo quería que lleven a cabo las capacitaciones”. Mirtha Cunza, Directora de Capacitación de Desarrollo ICF Capítulo Perú.

Otra de las acciones que nos dieron buenos resultados fue acercarnos a los otros capítulos de Latinoamérica, a través del foro de líderes y de actividades conjuntas.

Comunicar es un arte y una pasión que se vive a plenitud desde un liderazgo compartido, transitar como representante de mi país entre los Líderes ICF Latam, especialmente en el Equipo Latam de Comunicaciones, fue una gran experiencia de aprendizaje y de desafíos creativos y de liderazgo. Coaches de 15 Capítulos, cuyo idioma mayoritario es el español, tomamos en cuenta que nuestras culturas son diversas, con muchísima riqueza y estilos de comunicación. Creamos un estilo de comunicación general, corporativo, apoyándonos entre nosotros y la cercanía de los encargados de ICF Global”Arturo Reyes, Director de Comunicaciones ICF Capítulo Perú.

Dada esta situación y con el objetivo de no duplicar esfuerzos, juntamente con los 15 países que formamos ICF LATAM realizamos webinars mensuales y la Semana Internacional del Coaching, cada evento organizado por grupos de 3 países elegidos por sorteo y con el apoyo del resto en su difusión.  Estos eventos me permitieron trabajar con mis pares de diversos países cuya cultura común es el coaching. Desarrollar los eventos de capacitación en ICF PERÚ e ICF LATAM durante los años 2020 y 2021 me ha permitido cumplir con los objetivos de lograr que los coaches profundicen las competencias ICF para su desarrollo profesional, puedan a través de las Unidades de Educación Continua cumplir con los requisitos para la renovación de las certificaciones ACC, PCC y MCC y también obtener conocimiento de diversas formaciones y experiencias necesarias para nuestro crecimiento como coaches”.  Mirtha Cunza, Directora de Capacitación y Desarrollo ICF Capítulo Perú.

Ser un líder requiere de conocer a tu equipo, de escucharlos, de estar cerca, de confiar en ellos, de agradecer, de reconocerlos, pero para ser buen líder primero se requiere que estemos en armonía con nosotros mismos y que seamos capaces de liderar nuestras propias vidas. 

Formar parte de la Junta Directiva en plena pandemia fue un gran ejercicio de compasión y tolerancia, al buscar sostener emocionalmente a la comunidad de coaches que pasaba del temor a la resistencia. Liderar grupos de interés en crisis, motivándolos para salir de la depresión, el temor y superar los duelos por las pérdidas sufridas, requirió de mucho esfuerzo para mantenerme en equilibrio. Gracias a la autoconsciencia y disciplina pude continuar con mi rutina física y alimenticia para mantenerme estable y apoyar a mi entorno. En paralelo ICF lanzó una nueva marca para empoderar al mundo a través del coaching, nuevas insignias y kit de herramientas para los coaches, a quienes orientamos en su correcto uso para darles mayor visibilidad en estos tiempos inciertos”. Sonia Romero Caro, Directora de Marketing ICF Capítulo Perú

Para apoyarnos como comunidad de coaches, durante este periodo difícil e incierto, realizamos diversas actividades y conversatorios; asimismo, propusimos un programa solidario al que denominamos “Girasoles” por la capacidad que estos tienen de energizarse entre ellos cuando no pueden hacerlo a través de la luz del sol.

He de resaltar que lo más lindo de esta experiencia es la autoorganización. Somos un grupo independiente y somos pares sin jerarquía. Eso es lo que ha caracterizado los diferentes liderazgos autónomos que han surgido a partir de las actividades que en nuestras reuniones mensuales programábamos. Así también destaco el apoyo solidario en los momentos tan cruciales y dolorosos que nos tocaron en estos dos años, apoyo a los familiares de la comunidad y entre nosotros como Junta Directiva, con el proyecto Girasoles y otros. Considero que nuestro lema “trabajando contigo y para ti” se plasma en cada una de nuestras acciones, en cada uno de nuestros mensajes y en cada uno de nuestros saludos en fechas especiales” Rebeca Ríos Polastri, Secretaria ICF Capítulo Perú. 

En conclusión, fueron tiempos de mucho aprendizaje, solidaridad, donde nuestro mensaje siempre fue y ha sido de empezar cuidándonos a nosotros mismos para luego cuidar de los demás.  Fueron momentos de mucha unión y conexión entre todos los miembros de la Junta Directiva de ICF Perú y hacia los miembros del capítulo, lo que hizo posible que viéramos siempre una luz de esperanza en el camino.

Aprendí paciencia ya que no necesariamente todos los miembros de un equipo van a coincidir en opiniones o propuestas. Aprendí que el trabajo apasionado puede provocar palabras duras que no son ataques personales. Aprendí empatía, a poder situarme desde dónde el otro está. Aprendí el sentido del trabajo en equipo, como apoyo incondicional a quien lo necesita, adelantarse en ofrecer apoyo sin esperar retribución”. María Elena Alarco, Directora de Responsabilidad Social ICF Capítulo Perú.

Aprendí a generar nuevas realidades en tiempos de incertidumbre, aprendí que los equipos se hacen trabajando en equipo, que el liderazgo es un puesto sin cargo, que el trabajo se realiza en comunidad, que la comunicación clara, abierta y asertiva genera una buena convivencia.

En estos 2 años acompañé a colegas coaches para informarles sobre el valor de ser miembro de la ICF y de tener una credencial que respalde su expertise como coach profesional. Aprendí que una respuesta oportuna en el momento indicado favorece una buena relación y sobre todo que todos los seres humanos tenemos mucho para dar si somos escuchados”. Rocio Donayre, Directora de Membresía y Acreditación ICF Capítulo Perú.

Finalmente, como Junta Directiva de ICF Perú 2020 – 2022, agradecemos la confianza que nos dieron los miembros del capítulo al elegirnos como sus líderes y, desde el lugar donde nos encontremos en adelante, seguiremos trabajando contigo y para ti, a través de coaching profesional y de alto standard, para hacer de nuestro Perú un país resiliente, en el que cada ser humano pueda brillar en lo que se proponga.

Hemos querido compartir nuestra experiencia y nuestros aprendizajes deseando poder ayudar a otros equipos a los que les toque trabajar en escenarios complejos e inciertos”. Mónica Berger, Vice presidente ICF Capítulo Perú.